ABRIGA TU SALÓN PARA CONSEGUIR UN AMBIENTE ACOGEDOR

ABRIGA TU SALÓN PARA CONSEGUIR UN AMBIENTE ACOGEDOR

Con la llegada del mal tiempo y las temperaturas más bajas, pasamos mucho más tiempo en casa disfrutando del calor del hogar. ¿No es el momento perfecto para actualizar esta estancia y así aumentar la sensación de confort?

Hoy en día es de suma importancia que las estancias de tu casa sean acogedoras ya que, por ejemplo, un salón confortable es la clave para que la vuelta a casa sea más cómoda. Así, han ido surgiendo filosofías, movimientos y estilos de vida que dan importancia a este aspecto como: el Hygge, el Lagom, el Fika o el Slow Life. Todos ellos predican la importancia del disfrutar del ahora y de uno mismo, la confortabilidad y el relax en el hogar, y la necesidad de tener en casa un lugar en el que sentirte plenamente a gusto.


Hay colores y tejidos que invitan a acurrucarse en el sofá de casa, que son perfectos para decorar los salones en invierno y conseguir un ambiente cálido y confortable en el que resguardarse del frío exterior. En Joy of Living te traemos claves y elementos para conseguir que tu casa y, en especial tu salón, sea más cálido y gustoso ya que, al fin y al cabo, es la estancia en la que pasamos más tiempo y la más utilizada para reunirnos con nuestros seres queridos.



          



La calidez de las maderas

La madera, sin duda, es uno de los elementos que hace que un espacio se vea más acogedor al instante, ya que se trata de un material noble y cálido.
Sabemos que los muebles no son elementos que se cambian todos los días, estaciones o años, pero si estás pensando en añadir alguna pieza opta por las maderas naturales. No se trata de cubrir la estancia con madera sino de conseguir un equilibrio entre este material y otros colores.


La importancia del color

Los tonos neutros siempre crean ambientes de confort, pero si quieres subir la temperatura de un espacio, un truco que funciona a la perfección es introducir notas de color cálidas e intensas a través de la gama cromática de los rojos y naranjas. Los colores inspirados en la naturaleza durante el otoño como: tierras, pardos, verdes u ocres arroparán tu casa con todos sus matices.


El calor de la naturaleza

Ya sean naturales o artificiales, la presencia de plantas es importante. Son otro elemento obligado en un salón acogedor ya que al decorar con vegetación se crea una agradable sensación de confort. Ponen una nota de color, se convierten en un punto de luz y si son naturales pueden llegar a perfumar la estancia. Si no tienes tiempo o se te da fatal eso de cuidar de las plantas, las artificiales son una muy buena opción. 


El poder de los textiles

A todos nos apetece acurrucarnos cuando vemos un cómodo sofá repleto de cojines y mantas. Si hay algo que viste y aporta calidez a una estancia son los textiles ya que, más allá de la elección de las grandes piezas, definen en gran medida la personalidad de una estancia.
En invierno los tejidos más cálidos se hacen hueco en el salón. Las telas gruesas y fuertes sustituyen a aquellas que más uso hemos dado en los meses de primavera y verano.


Para crear ambientes confortables son tan importantes los colores de los textiles como sus texturas. Chenillas, terciopelos, panas, lanas, … en tonos cálidos son una apuesta segura para transformar tu salón en un refugio otoñal.
Para decorar un salón con un plus acogedor hay que tener en cuenta las alfombras. Este complemento ayuda a dar calidez y a enmarcar las distintas zonas de una estancia. En cuanto al diseño, todo depende de la decoración del lugar, nuestros gustos y el efecto que queramos conseguir.


La luz: un imprescindible

Un salón siempre será más acogedor si es luminoso. Lo mismo ocurre con el resto de las estancias de una casa, ya que la luz aporta vitalidad y refugio. En una casa es primordial poder contar con una entrada de luz natural.
Pero no solo este tipo de luz es importante, también lo es la artificial. Con ella rellenaremos los espacios más oscuros e iluminaremos en las noches. Recomendable eliminar las bombillas blancas y en su lugar tener luz cálida.

Optar por varios puntos de luz siempre es buena idea ya que se proporcionará mucha más calidez y estilo que con halógenos. También una gran lámpara en el centro de la estancia es una opción acertada que dará presencia y estructura al lugar.




No todos tenemos la suerte de contar con una chimenea que aporte al instante el toque hogareño. Por eso, pon en práctica las siguientes claves:

Distribución

Un salón bien distribuido y equilibrado que invite a compartir y estar transmite sosiego, calma, confort y ganas de vivirlo. Transforma un espacio desnudo en un rincón repleto y con mucha vida en el que poder relajarte. Además, dará un toque extra de calidez a tu salón.

Comodidad

Un salón incómodo nunca será un salón acogedor. En Joy of Living disponemos de una amplia selección de productos que combinan diseño y comodidad para que no tengas que renunciar a nada porque… “la comodidad y el diseño no están reñidos”.
Para transformar una casa en un hogar acogedor debemos decantarnos por sofás, sillas, butacas y/o sillones en los que estemos completamente cómodos y nos permitan relajarnos.

Orden y funcionalidad

En un hogar desordenado lo más probable es que no consigas sentirte completamente a gusto. Marie Kondo consultora en organización y la autora del famoso libro “La magia del orden” ha difundido por todo el mundo el método “KonMari” en el que cuenta cómo mantener nuestra casa completamente en orden para poder disfrutar de ella.
Lo mismo ocurre cuando una casa parece un museo. La tensión y el estrés por romper algo hace que no puedas relajarte y, por consiguiente, no consigues encontrarte a gusto en tu propio hogar. Por eso, lo más sensato es optar por objetos funcionales y prácticos que nos permitan tener un día a día cómodo, versátil y que cumplan nuestras necesidades.

Personalizar

Para poder llamar a una casa “hogar” y hacerla más acogedora es indispensable completar la decoración con objetos personales y que tengan significado. Recuerdos de viajes o de experiencias especiales junto a los nuestros o, simplemente enmarcar momentos en un bonito marco de fotos.




A veces son los pequeños toques los que llenan una estancia de sensación de hogar e, inevitablemente, de calor. Como, por ejemplo: una librería iluminada se convierte en un elemento que aporta mucha calidez y hace de la sala una estancia mucho más acogedora. Para lograrlo tan solo necesitas colocar pequeñas guirnaldas o portavelas.
Un pequeño truco para darle un plus de comodidad a tu salón es escoger asientos, como el sofá, con formas redondeadas (ten en cuenta que esta forma arropa más). También puedes reproducir ese efecto a través de los cojines. Elígelos de distintos tamaños (sin excederte en el número) para ganar dinamismo.


Añadir complementos dorados es otro truco para darle un toque acogedor a tu hogar. Tienen la capacidad de convertirse inmediatamente en el centro de todas las miradas gracias a su capacidad de reflejar la luz, dándole a la estancia un plus de calidez, elegancia y sofisticación.
Por último, los complementos artesanales realizados con fibras naturales proporcionan una nota de calidez a cualquier rincón gracias a su tonalidad y silueta trenzada.



Esperamos que este post os haya gustado y servido de ayuda. No olvidéis que en Joy of Living podéis encontrar todo lo necesario (productos, inspiración y ayuda) para darle calidez a tu casa. Si lo ponéis en práctica, podéis compartirlo con nosotros a través del hashtag #CasasJoy en redes sociales.
Posted on 23/10/2019 Decoración 0

Dejar un comentarioLeave a Reply

You must be logged in to post a comment.

CATEGORÍAS DEL BLOG

Últimos comentarios

Sin comentarios

Buscador del blog

QR code
Recently Viewed
No products
Top