FILTROS

Precio
112 1870
Color
+ Más opciones - Menos opciones
Colecciones
+ Más opciones - Menos opciones
Altura
42 cm 167 cm
Anchura
40 cm 136 cm
Profundidad
22 cm 58 cm
Estilos
+ Más opciones - Menos opciones

Cómodas modernas y de diseño

Cuando pensamos en cómodas puede que nos venga a la mente un mueble antiguo, puede que en un entorno victoriano o como mueble que podría tener tu abuela. Sin embargo, no deja de ser un elemento muy necesario para nuestra vida diaria, permite ahorrar mucho espacio en armarios o muebles bajos y es una forma discreta y elegante de decorar una habitación. Te dejamos algunos consejos para que elijas de entre nuestro magnífico catálogo la mejor para tí.

por página
Mostrando 1 - 35 of 92 ítems
Mostrando 1 - 35 of 92 ítems

Comodas blancas, clásico atemporal

A veces apostar por los clásicos es la mejor opción. Dentro de nuestra línea de cómodas modernas las blancas tienen un lugar especial. No solo por cuestiones estéticas, si no prácticas. Las cómodas blancas generan una sensación de amplitud en el espacio, jugando con la luz y volviendo más luminosa las habitaciones. Además, en espacios pequeños suelen ser la opción más indicada si queremos dar sensación de amplitud. Por otro lado, las comodas lacadas en blanco son una opción perfecta si apostamos por la discreción, ya que llaman mucho menos la atención que sus homólogas sin lacar, cómodas negras o de madera.

Desde un punto de vista más práctico, las cómodas lacadas en blanco protegen mejor la madera, al no dejarla expuesta (en el caso de que sean de madera) y suavizan su superficie escondiendo las posibles imperfecciones de la superficie. Y por otro lado, son más fáciles de limpiar ya que el lacado permite que la suciedad pueda ser retirada con mayor facilidad. Las cómodas blancas suelen ser una apuesta segura por motivos estéticos y prácticos.

Cómodas vintage, antiguo pero con estilo

Las cómodas de salón, donde habitualmente solían encontrarse, nacieron como muebles de almacenaje de la vajilla y cubertería. Por eso se le suele atribuir un toque vintage. Sin embargo, vintage no quiere decir pasado de moda; simplemente que necesita una actualización. Dentro del estilo estilo vintage, las cómodas ocupan un lugar destacado. Una cómoda vintage normalmente suele ser una pieza sólida de madera, lacada o no, con líneas rectas generales y pequeñas curvas para los detalles. Existen también en este estilo las cómodas pequeñas, pero respetan los mismos principios que las grandes en cuanto a materiales y formas.

En este estilo podemos encontrar comodas originales, jugando con los principios de la forma. Por ejemplo más similares al art decó o hacia los estilos más modernos de los 60 y 70. Suele ser piezas voluminosas, que necesitan una reflexión previa sobre cómo y dónde deben ser colocadas ya que invariablemente llamarán la atención por encima de otros muebles más discretos como sillas o mesitas. Por lo tanto suelen ser cómodas con mucho fondo que nos dará mucho espacio extra de almacenamiento. Lo que puede servir para liberar espacio de otros muebles y volverlos innecesarios, con lo que también ahorramos espacio.  

Cómodas antiguas

Una clase especial dentro de las cómodas vintage son las antiguas. Donde destacan las grandes cómodas de madera, normalmente de una sola pieza maciza. Hablamos de muebles habituales de la época victoriana, la belle époque o el estilo imperio napoleónico. No son piezas para todos los salones, si no solo para las que buscan un toque más regio y apuesten por estilos palaciegos y con inspiraciones neoclásicas. Abundan en ellas las líneas claras y sencillas. Con pocas curvas y colores sobre todo blancos y crema.

Cómodas de maderas o nórdicas

Una reinterpretación de la cómoda antigua la vemos en las cómodas nórdicas. Comparten el mismo material base, la madera. Pero mientras que las antiguas están enfocadas a un estilo imperial; el estilo nórdico busca los espacios amplios y diáfanos, plagados de blanco para jugar con la luz. En este sentido, las comodas con espejo, en madera de roble o haya, son pensadas para dar calidez junta al resto de muebles de madera a ambientes que por el contrario serían fríos y crudos de por sí. A diferencia de las comodas blancas lacadas, las nórdicas exhiben la madera sin recubrimiento, para ello la madera se encuentra barnizada y tratada para que aguante la exposición.

Cómodas de diseño Kare

Y como sabemos que quizá puede ser muy complejo el tema de la decoración y el diseño tenemos una solución: los muebles de Kare. En concreto las cómodas de Kare Design presenta unas líneas y diseño cuidado, que te asegurará que siempre podrás tener la mejor cómoda posible para cualquier estancia. Desde Kare usan siempre materiales de primera calidad, adaptados siempre a un diseño pulido y que ha sido modificado tras numerosas pruebas para adaptarse exáctamente a lo que necesitas. Echa un vistazo a todos los modelos, estamos seguros que vas a encontrar siempre el que necesitas. 

Cómoda cambiador para bebés

Otro uso habitual de las cómodas es en la habitación del bebé para ser usadas como cambiador. La falta de necesidad de armarios que tiene el bebé, junto con su amplia superficie superior hacen que sea perfecta para cambiar al bebé. Sobre todo si es una cómoda con espejo, nos permite cambiar a nuestro hijo de una forma cómoda y sencilla. Más adelante pueden ser reutilizadas como cómodas infantiles para guardar sus zapatos o sus primeras ropas, juguetes y mudas.

Cómodas para dormitorio según tamaño

Las cómodas son un mueble que ahorra espacio. Ya que pueden sustituir perfectamente a un armario o a una cajonera. Por lo que, sobre todo si nuestra habitación es pequeña, una cómoda puede ser la solución ideal para que podamos ahorrar ese importante metros de espacio. Incluso, si es una cómoda baja, podemos utilizarlo como mesilla.

Cómodas estrechas

Las cómodas de poco fondo, o estrechas, son perfectas para habitaciones pequeñas o que no necesitan tanto espacio de almacenamiento. Por ejemplo, en apartamentos pequeños permiten ahorrar mucho espacio si se usan para la ropa de diario, maquillaje o joyas. Si elegimos una cómoda blanca y con espejo, podremos jugar con el espacio para generar efectos diáfanos.



Comodas blancas, clásico atemporal

A veces apostar por los clásicos es la mejor opción. Dentro de nuestra línea de cómodas modernas las blancas tienen un lugar especial. No solo por cuestiones estéticas, si no prácticas. Las cómodas blancas generan una sensación de amplitud en el espacio, jugando con la luz y volviendo más luminosa las habitaciones. Además, en espacios pequeños suelen ser la opción más indicada si queremos dar sensación de amplitud. Por otro lado, las comodas lacadas en blanco son una opción perfecta si apostamos por la discreción, ya que llaman mucho menos la atención que sus homólogas sin lacar, cómodas negras o de madera.

Desde un punto de vista más práctico, las cómodas lacadas en blanco protegen mejor la madera, al no dejarla expuesta (en el caso de que sean de madera) y suavizan su superficie escondiendo las posibles imperfecciones de la superficie. Y por otro lado, son más fáciles de limpiar ya que el lacado permite que la suciedad pueda ser retirada con mayor facilidad. Las cómodas blancas suelen ser una apuesta segura por motivos estéticos y prácticos.

Cómodas vintage, antiguo pero con estilo

Las cómodas de salón, donde habitualmente solían encontrarse, nacieron como muebles de almacenaje de la vajilla y cubertería. Por eso se le suele atribuir un toque vintage. Sin embargo, vintage no quiere decir pasado de moda; simplemente que necesita una actualización. Dentro del estilo estilo vintage, las cómodas ocupan un lugar destacado. Una cómoda vintage normalmente suele ser una pieza sólida de madera, lacada o no, con líneas rectas generales y pequeñas curvas para los detalles. Existen también en este estilo las cómodas pequeñas, pero respetan los mismos principios que las grandes en cuanto a materiales y formas.

En este estilo podemos encontrar comodas originales, jugando con los principios de la forma. Por ejemplo más similares al art decó o hacia los estilos más modernos de los 60 y 70. Suele ser piezas voluminosas, que necesitan una reflexión previa sobre cómo y dónde deben ser colocadas ya que invariablemente llamarán la atención por encima de otros muebles más discretos como sillas o mesitas. Por lo tanto suelen ser cómodas con mucho fondo que nos dará mucho espacio extra de almacenamiento. Lo que puede servir para liberar espacio de otros muebles y volverlos innecesarios, con lo que también ahorramos espacio.  

Cómodas antiguas

Una clase especial dentro de las cómodas vintage son las antiguas. Donde destacan las grandes cómodas de madera, normalmente de una sola pieza maciza. Hablamos de muebles habituales de la época victoriana, la belle époque o el estilo imperio napoleónico. No son piezas para todos los salones, si no solo para las que buscan un toque más regio y apuesten por estilos palaciegos y con inspiraciones neoclásicas. Abundan en ellas las líneas claras y sencillas. Con pocas curvas y colores sobre todo blancos y crema.

Cómodas de maderas o nórdicas

Una reinterpretación de la cómoda antigua la vemos en las cómodas nórdicas. Comparten el mismo material base, la madera. Pero mientras que las antiguas están enfocadas a un estilo imperial; el estilo nórdico busca los espacios amplios y diáfanos, plagados de blanco para jugar con la luz. En este sentido, las comodas con espejo, en madera de roble o haya, son pensadas para dar calidez junta al resto de muebles de madera a ambientes que por el contrario serían fríos y crudos de por sí. A diferencia de las comodas blancas lacadas, las nórdicas exhiben la madera sin recubrimiento, para ello la madera se encuentra barnizada y tratada para que aguante la exposición.

Cómodas de diseño Kare

Y como sabemos que quizá puede ser muy complejo el tema de la decoración y el diseño tenemos una solución: los muebles de Kare. En concreto las cómodas de Kare Design presenta unas líneas y diseño cuidado, que te asegurará que siempre podrás tener la mejor cómoda posible para cualquier estancia. Desde Kare usan siempre materiales de primera calidad, adaptados siempre a un diseño pulido y que ha sido modificado tras numerosas pruebas para adaptarse exáctamente a lo que necesitas. Echa un vistazo a todos los modelos, estamos seguros que vas a encontrar siempre el que necesitas. 

Cómoda cambiador para bebés

Otro uso habitual de las cómodas es en la habitación del bebé para ser usadas como cambiador. La falta de necesidad de armarios que tiene el bebé, junto con su amplia superficie superior hacen que sea perfecta para cambiar al bebé. Sobre todo si es una cómoda con espejo, nos permite cambiar a nuestro hijo de una forma cómoda y sencilla. Más adelante pueden ser reutilizadas como cómodas infantiles para guardar sus zapatos o sus primeras ropas, juguetes y mudas.

Cómodas para dormitorio según tamaño

Las cómodas son un mueble que ahorra espacio. Ya que pueden sustituir perfectamente a un armario o a una cajonera. Por lo que, sobre todo si nuestra habitación es pequeña, una cómoda puede ser la solución ideal para que podamos ahorrar ese importante metros de espacio. Incluso, si es una cómoda baja, podemos utilizarlo como mesilla.

Cómodas estrechas

Las cómodas de poco fondo, o estrechas, son perfectas para habitaciones pequeñas o que no necesitan tanto espacio de almacenamiento. Por ejemplo, en apartamentos pequeños permiten ahorrar mucho espacio si se usan para la ropa de diario, maquillaje o joyas. Si elegimos una cómoda blanca y con espejo, podremos jugar con el espacio para generar efectos diáfanos.



Más
QR code
Recently Viewed
No products
Top